Cocina tradicional Austriaca

Lugares con una gran tradición gastronómica en Austria

Soy austriaco de corazón. No digo que no me guste viajar. Me encanta ir a Italia para disfrutar de una tarde de pizza, pasta y sprizz en la piazza. Me refiero a que aquí hay tantísimos rincones maravillosos que es imposible no disfrutar del encanto de este país. Algunos de estos lugares tienen una gran fama internacional. Uno de los ejemplos más fascinantes es la Kaffeehauskultur, la cultura de cafetería que se vive en la ciudad de Viena, donde escucharás "Darf’s noch a Verlängerter sein?", cuya traducción sería "¿Quiere tomar otro café con leche?", con el encantador acento de Viena. Hay lugares que no están tan impregnados de historia, pero tienen una conexión aún más profunda con las especialidades típicas de cada región y con la historia del país.

Los expertos en estas tradiciones sin duda sacarán provecho a su estancia en Austria. La gastronomía tradicional del país destaca por sus exquisitos platos, sopas que se sirven con toda una variedad de ingredientes, platos contundentes y postres increíblemente dulces. Te invito a acompañarme en un viaje por algunos de estos lugares de gran importancia gastronómica. Estos rincones son especiales en muchos sentidos. Tienen el encanto de la montaña, a veces incluso de distintas montañas, y de los lagos austriacos.

Senderismo por las montañas de Nockberge

Austria y el senderismo siempre han ido de la mano. Hoy nos vamos a las montañas de Nockberge, que están repletas de fantásticos senderos para toda la familia. Empecemos por Alexanderhütte, una montaña alpina con un lugar ideal para descansar antes de seguir nuestro camino hacia Nockberge. Esta granja ecológica familiar apuesta por la indulgencia, la identidad nacional y la hospitalidad; justo lo que necesitas después de una excursión por la montaña. En la granja de este albergue se elaboran quesos típicos de la zona. Ten cuidado, no vaya a ser que te quedes en Alexanderhütte sin ni siquiera haber empezado la excursión. Las vistas desde la cabaña son tan bonitas y todo es tan cómodo y apetecible que no querrás irte nunca. El sendero llega hasta Lammersdorfer Hütte, pasando por una región conocida como Granattor, que significa "puerta granate", debido a la gran cantidad de rocas de color granate. Este punto de reunión es ideal para personas de todas las edades, con un jardín soleado en el que se suelen organizar eventos de música tradicional en vivo. Después de andar unas tres o cuatro horas, te mereces un buen descanso. También hay un camino más corto para las familias con cochecitos. Después de tanta actividad, deléitate con las delicias de la zona, ya sea un Brettljause o algo dulce si lo prefieres.

Personalmente, te recomiendo un clásico: Kaiserschmarrn con Zwetschgenröster. Si te estás muriendo de ganas por probarlo, aquí tienes la receta del Schmarren tradicional de Austria, combinado con una delicada mezcla de requesón y sémola:

SCHMARREN DE REQUESÓN Y SÉMOLA

Ingredientes: (para 2 entrantes o 4 postres)

4 huevos

250 g de requesón

100 g de crema agria

4 cucharadas de azúcar glas

1 cucharadita de almidón de maíz

60 g de sémola

Zumo de medio limón

Ralladura de medio limón

1 medida de ron

2 cucharadas de mantequilla para repostería

Azúcar glas para el acabado

Compota de manzana para servir

Preparación:

Separa la yema de los huevos. Bate la yema con el requesón hasta obtener una pasta homogénea. Agrega el azúcar glas, el almidón de maíz y la sémola y remueve. Agrega el zumo y la ralladura de limón. Aligera la masa con el ron. Bate las claras a punto de nieve. Deja reposar la masa. Derrite la mantequilla en una cacerola o un recipiente para horno. Pon la masa en el recipiente y hornea durante 15 minutos en un horno de convección precalentado a 170 ºC. Saca el recipiente del horno y parte la masa en pedazos grandes con una espátula. *Consejo: Sirve el Schmarren con compota de manzana o con rodajas de manzana caramelizada.

De pesca en el lago

En la soleada región de Carintia, en el sur de Austria, los veranos suelen ser cálidos, con una gran cantidad de lagos donde darse un chapuzón. Uno de los lagos más grandes y con la mejor agua es el Millstätter See. Hace 100 años, el emperador otorgó derechos de pesca a cuatro familias, que se conocían como pescadores reales y actualmente ofrecen emocionantes excursiones de pesca. Acompaña a los pescadores en una ruta por el lago a bordo de un barco de pesca tradicional, conocido como Plätten. Si viajas con niños, podéis aprovechar para aprender a pescar con red e intentar pescar vuestra propia cena. Hoy en día, los miembros de la Reinankenwirte, como se conoce actualmente a esta asociación, suelen pescar corégonos, como los Reinanken que dan fama al Millstätter See, así como truchas y salvelinos, que podrás probar en uno de los restaurantes especializados después de la excursión de pesca. Un buen lugar para degustar estos platos es el hotel familiar Post, junto al Millstätter See. Para los amantes del pescado aficionados a la cocina, os dejo una sabrosa receta: salvelino con chirivías y pesto de hierbas.

SALVELINO ASADO SOBRE PURÉ DE CHIRIVÍA CON PESTO DE HIERBAS DE PRIMAVERA

Ingredientes (para 2 raciones):

2 filetes de salvelino (también se pueden usar filetes de trucha)

2 dientes de ajo

Sal y pimienta

Zumo de un limón

2 cucharadas de mantequilla

Para el puré de chirivía:

650 g de chirivías

3 o 4 patatas

2 cucharadas de mantequilla

125 ml de leche

Sal y pimienta

Para el pesto de hierbas de primavera:

70 g de perejil, cebollino y unas ramitas de tomillo

2 cucharadas de nueces en grano

70 ml de aceite de girasol

Sal y pimienta

Una pizca de chile

Preparación:

Pela y corta las patatas y las chirivías en dados. Ponlas a hervir en agua con sal. Escurre las verduras y tritúralas bien. Agrega la leche y remueve. Añade la mantequilla y salpimienta.

Para el pesto, pica las hierbas y haz una pasta con el aceite y las nueces. Sazona con sal, pimienta y chile.

Limpia el pescado. Sazónalo con sal y pimienta y déjalo marinar con el zumo de limón. Corta los dientes de ajo por la mitad sin pelar. Calienta un poco de mantequilla o aceite en una sartén y añade el ajo. Marca ligeramente el pescado por la parte de la piel, pero sin darle la vuelta.

Emplata el puré de chirivía, coloca los filetes de pescado encima y termina con el pesto.

Vinicultura y Buschenschanken

Sigamos nuestra pequeña ruta gastronómica por los lugares más exquisitos de Austria. Nos quedaremos en el sur, pero en otro estado federal: la exuberante región de Estiria. En cuanto llegues al sur de Estiria, verás que se la conoce así porque es una de las regiones más bonitas del país, profundamente ligada a la cultura vinícola y las delicias tradicionales. En esta zona, la hospitalidad se eleva a otro nivel. En las incontables Buschenschanken, bodegas que encontrarás a lo largo de la ruta vinícola, tendrás la oportunidad de probar una exquisitez tras otra. Aquí encontrarás vinos internacionales, zumos caseros y productos de la granja. Una Buschenschank no es lo mismo sin un aperitivo. Aprovecha para probar lo mejor de Austria: el Brettljause, el Winzerteller o, si prefieres algo dulce, el Strudel. La comodidad es lo más importante y siempre está presente en esta región. Una buena opción es la Buschenschank de la tradicional viña de Klapsch. Aquí no hicimos otra cosa que beber, comer y disfrutar. Sobre todo, te recomiendo que visites la zona sur de Estiria en otoño, durante la vendimia. Aquí te dejo una especialidad que puedes hacer en casa: Topfbrot casero con cremas para untar típicas de Austria.

DOS CREMAS PARA UNTAR CON PAN INTEGRAL CASERO

El Liptauer y la crema de semillas de calabaza son dos clásicos que se pueden probar en cualquier Buschenschank, pero también son ideales para servirlas durante el almuerzo en casa.

CREMA DE SEMILLAS DE CALABAZA:

Ingredientes:

75g de crema agria

200g de requesón

4 cucharadas de semillas de calabaza

4 cucharadas de aceite de semillas de calabaza

Sal y pimienta

Preparación:

Bate la crema agria con el requesón hasta obtener una pasta homogénea. Agrega el aceite de semillas de calabaza y remueve. Sazona con sal y pimienta. Tuesta ligeramente las semillas de calabaza y agrégalas a la mezcla.

CREMA DE QUESO LIPTAUER:

Ingredientes:

250 g de requesón

50 g de mantequilla

50g de crema agria

½ diente de ajo

2 cucharaditas de pimentón

2 cucharaditas de mostaza

2 cucharadas de cebollino (picado, para decorar)

Sal y pimienta

Preparación:

Bate la mantequilla durante varios minutos. Mézclala con la crema agria y el requesón. Machaca el ajo y agrégalo a la mezcla. Agrega la mostaza y el pimentón y salpimenta. Déjalo reposar en la nevera durante varias horas. Decora con el cebollino antes de servir.

Consejo: Si prefieres el Liptauer aún más cremoso, usa 300 g de queso crema en lugar de mantequilla y crema agria.

PAN INTEGRAL CASERO

Ingredientes (1 taza = 250 ml):

3 tazas de harina

1 sobre de levadura

1,5 tazas de agua templada

5 cucharadas de semillas de calabaza

2 cucharaditas de sal

Preparación:

Echa la harina en un bol y agrega la sal y la levadura. Agrega el agua templada. Prepara la masa en un robot de cocina. Cubre la masa y déjala reposar durante dos horas en un lugar cálido (o incluso toda la noche). Una vez que la masa haya doblado su tamaño, precalienta el horno a 175 ºC. Agrega las semillas de calabaza a la masa. Da forma redonda al pan, mételo en el horno y deja que suba durante 30 minutos. Después, hornéalo durante una hora.

* Elaboración de esta entrada realizada por cookingcatrin.at en colaboración con Expedia.es